LUCERO FM en Vivo

viernes, 3 de diciembre de 2010

Libertad Lamarque, la novia de america olvidada


Libertad Lamarque tuvo la dicha de vivir muchos años. Tantos, que su prolongado paso por este mundo y su decisión de establecerse en Miami la convirtió en un personaje demasiado ``tangible'' para sus residentes. Tal vez el hecho de que la estrella decidiera pasar su última etapa en una ciudad donde sólo se venera a quienes amasan grandes fortunas, y abunda la ignorancia sobre las glorias del pasado, contribuyó a que buena parte de nuestros vecinos llegara a considerarla una figura ``al alcance de la mano'' que no merecía atención especial. Sin embargo, eso no impidió que, en ocasiones, la dama del tango pusiera de pie al público en el Dade County Auditorium, tal como ocurrió cuando el dúo de Mara y Orlando la invitó a uno de sus conciertos a mediados de la década de 1990. Pero el hecho de que Libertad no muriera joven, ni en la plenitud de su belleza, y sin una nominación al premio Grammy, la privó de que muchos miamenses le confirieran la categoría de diva inalcanzable. Tras la imagen de la anciana que escogió para vivir la ciudad de Coral Gables pesaba una trayectoria de casi 70 películas, telenovelas, infinidad de giras internacionales, temporadas teatrales y más de 800 grabaciones en las que demostró su versatilidad en todos los géneros musicales. La mayoría ignoraba que en su casa se atesoraban sus películas, discos, programas, fotografías, afiches y sus múltiples reconocimientos, que muy bien podían repletar un museo. Es la única razón que explica que a una década de su partida, que se cumplirá el domingo 12, esta ciudad no tenga una calle ni un monumento que lleve el nombre de Libertad Lamarque. Hasta donde sabemos, tampoco existe una fundación, academia de música, beca universitaria o premio al talento que la recuerde. ¿Qué diferenció a Libertad Lamarque de Olga Guillot y Celia Cruz?, ¿que no era cubana?, ¿que nunca vociferó su posición ``vertical'' con respecto a la situación política en Cuba? Lo irónico es que en La Habana, una de las plazas donde tuvo más éxito, fue donde Libertad Lamarque se ganó el mote de la Novia de América. Tampoco mucha gente sabe que las canciones de un exiliado cubano, el compositor Meme Solís, ella las escogió para su último álbum, Nadie se va del todo, en 1990. Como suele ocurrir cuando un artista que sobrevivió a sus inviernos regresa ante las cámaras, la actuación de la estrella argentina en la telenovela La usurpadora (1998) la devolvió al mapa de las celebridades a nivel mundial. A sus 90 años, Libertad encabezó titulares en las revistas de espectáculos y programas de farándula. Y sobra decir que los jóvenes la ``descubrieron'' al verla interpretando a la carismática abuelita. Tan fuerte fue su paso por La usurpadora, que la cadena Televisa la llamó de nuevo para el papel de la Madre Superiora en otra telenovela, Carita de ángel, un trabajo interrumpido por la afección respiratoria que se la llevó de este mundo el 12 de diciembre del 2000, a los 92 años recién cumplidos. Cuando ya faltan pocos días para conmemorar el décimo aniversario de la partida de Libertad Lamarque, todavía no hemos escuchado ningún rumor de que en Miami se esté preparando algún tributo en su memoria. De hecho, la redacción de TVyNovelas USA, con sede en El Doral, nos confirmó que pasará la fecha por alto. Hasta el cierre de esta edición, la mayoría de los medios afincados en esta ciudad no confirmaron si se planeaba algo. Por fortuna, CNN en Español aseguró que sacará un reportaje sobre la Novia de América en Notimujer y Mega TV nos anunció que le rendirá homenaje en Raíces y recuerdos, Paparazzi Magazine y en una promoción especial. ¡Ojalá que los productores de Mega Cine exhiban alguna de aquellas películas que veíamos en la televisión de Cuba hace 40 años, cuando, en las tardes, Libertad Lamarque se transformaba en la novia de todos los hogares. •

No hay comentarios:

Publicar un comentario