LUCERO FM en Vivo

martes, 12 de octubre de 2010

Iglesia Católica critica la frágil democracia que vive la República Dominicana, poder económico se impone y marca la pauta


La Iglesia Católica criticó ayer la frágil democracia que vive la República Dominicana, donde el poder económico se impone y marca la pauta de la vida nacional. Sostiene, “a diario somos testigos de cómo el poder económico es el que va marcando las pautas en la orientación de la vida nacional”. Expone, que todos los estamentos del Estado se mueven bajo la dinámica de la compra y venta de puestos, de patrimonios nacionales, de conciencias, de silencios cómplices, lo que se hace bajo el ribete de “acuerdos que benefician la nación”. Agrega, “lo mismo sucede con la influencia desmedida que ejercen los medios de comunicación”, porque son utilizados para legitimar todo tipo de uso y abuso en el ejercicio del poder. Plantea en el editorial del semanario Camino puesto a circular el domingo último, “vivimos en un país democrático, es decir, en un espacio donde se supone que la ciudadanía tiene una participación activa en los procesos que se llevan a cabo para el desarrollo de la Nación”. Cree, que esta participación la ejercen los ciudadanos a través de sus representantes gubernamentales, de suerte que el gobierno del pueblo termina siendo una democracia representativa. Consideró el editorialista de Camino, que la vida cotidiana ha demostrado que en la práctica el ejercicio del ordenamiento de la polis -eso es la política- es el resultado de una democracia dirigida. Indica, que a través de la acción mediática se le hace creer al pueblo llano, por demás poco pensante, que todo marcha bien y que gozamos de las libertades y consideraciones de las naciones democráticas, cuando en verdad vivimos en un ambiente de manipulación deshonrosa. Apunta, pero a todo esto se le suma una marcada actitud apática por parte de los ciudadanos, dejando todo en manos de los políticos, a sabiendas de que su único interés es aprovecharse del cargo que le hemos confiado

No hay comentarios:

Publicar un comentario